Home

Antiguamente ‘Esquiliae’ era la denominación de aquella área de colinas orientales que constituyó la quinta región augustea. Hoy en día el Esquilino es uno de los sitios más céntricos de Roma con vivacidad y carácter multiétnico. Además de las hermosas basílicas de Santa Maria Maggiore y Santa Croce in Gerusalemme, su zona comprende también la importante estación de ferrocarril Termini y Piazza Vittorio, con sus característicos pórticos y sus jardines llenos de misterio. No se trata simplemente de un barrio, sino de un lugar de interés primario para todos los turistas.